Sweet days in Barcelona I/II

Como quiero Barcelona. Quiero a la ciudad. Quiero pasear por sus calles sin rumbo. Quiero andar escuchando música. Quiero a su sol, a su cielo. Y por encima de todo, quiero a la gente que conozco en Barcelona.

He hecho lo posible para ver a un máximo de gente, y valió la pena el pequeño esfuerzo. 15 días con 3 de Berlineo en medio. Berlin fue bien, pero la carga emocional me la llevo de Barcelona.

Ya que el propósito de este blog es inmortalizar los buenos momentos para acordarme de ello más tarde, y porqué no quiero pasar el viaje entero que empezaré ahora rumbo a Madrid escribiendo, iré por puntos, muy por encima.

Acaban de sonar las 19h, el AVE arranca como siempre a la hora precisa, empiezo el desglose de momentos vividos.

Estoy escuchando la banda original de “intouchables”, va a ser difícil contener la emoción y no caer en el “pathos”, pero así ha sido: emocionante.

Llegada el 21/12 a Barcelona a las 19h.

Reencuentro con mi casa y mi querida familia.

Cena rápida y salida para la primera quedada. Empiezo con una prevista en tiempo con Sara y Nadia, para que cuenten ese gran cambio que han dado juntas. Ya me lleno de alegría oírlo, pero verlas sonrientes me destapo la sonrisa que ya tengo fácil de soltar.

Llegaron media hora tarde, así que pasé por un bar y a lo grande, me pedí una copa para tomar en un banco de la plaza Kennedy, escuchando a música, esperando. Casi me llego a gustar tener ese momento solitario para decir “aqui estoy, Barcelona” y dejar fluir la alegría.

22h30, llegan y nos vamos para la fiesta prevista en casa de una amiga de ellas.

La alegría sigue subiendo: me encuentro en la fiesta a Ferran y Noemi, y de paso conozco al primo de la “Pastojj!”, un noi encantador, sonriente y abierto a conversar con desconocidos como yo, mi tipo de persona.

Después de ponerse al día rápidamente, la conversación derriba hacia uno de mis temas favoritos últimamente: alimentación y salud.

Nadia ya es vegetariana desde hace tiempo, estricta y con una ventaja considerable y admirable. Pero resulta que Ferran él ya ha pasado directo a vegano; y lo defiende con argumentos muy potentes, casi espirituales. Hace unos años, hubiera tomado a sus argumentos como la mayoría de la gente que no quiere considerar cosas más espirituales que consumistas, pero hoy mi mente esta abierta a escuchar a amigos contarme de energía de los alimentos, de espiritualidad relacionada con el modo de vida. No habla de jilipolleces religiosas, aquí no hay dioses invisibles y inventados, no hay reglas hechas para joder, aquí hablamos de respeto mutuo y hacia uno mismo, de conciencia del otro, que sea humano o animal y de la repercusión del trato que damos sobre el karma, otra palabra que asocié hasta poco a discursos de gente chalada. Ahora sé de qué hablo, no porqué lo leí en algún libro, sino porqué lo siento. No es un palabra que he aprendido y luego mirado la definición para adoptarla o no. Es un concepto del cual he ido tomando conciencia y luego me di cuenta que tenia ese nombre que conocía desde hace tiempo.

Luego esta Sara, ella al mismo nivel que yo, en camino para ser vegetariana, abandonando poco a poco carnes y productos procesados para orientarse a una alimentación sana y equilibrada. Nada del otro mundo, nada complejo, sólo tomar conciencia de lo que es bueno o no, fuera de la influencia del bombardeo ‘marketiniano’, el mensaje que importa es el del cuerpo, el que debería ser para todos.

Y allí estuvimos los 3 hablando de comida, de energía de los alimentos, riendo, sonriendo, contando historias nuestras en paralelo. Alegría también ver a Noemi, que no había visto en años, pero de quien sé y ella sabe de mi a través de las redes sociales. Y David, el primo de Nadia, que placer que se junta a la conversación con toda la curiosidad y respeto del mundo, lejos de plantearse dejar carnes, pero totalmente abierto a no tomar alguien que piensa diferente por tonto. Un gusto.

Después de un par de copas, llego la policía a la puerta, llamada por un vecino amargo y se corto la fiesta antes de las 12 de la noche.

No pasa nada, una alegría así no se corta con amargura. Seguimos.

No me acuerdo bien donde se fueron todos, pero yo decidí irme a ver a mi hermana, mi querida hermana, con quien no había salido de fiesta en mucho tiempo.

En camino me llama Huaman, y allí quedamos en el mismo sitio de mi hermana, yo Jordi, un amigo suyo, mi hermana y Cristina.

Copas baileo, unas horas agradables y divertidas, ya viendo las cosas borrosas y dulces.

Pero ya echaba de menos a mis niñas, así que las llamé y me volví a unir con ellas. Ahora mismo no me acuerdo bien donde quedamos, cerca del Paral·lel me parece, pero sé que nos fuimos a este sitio llamado “plataforma”, que no conocía pero que resulta ser conocidos. Guarro, pero guay. Básico, sin pretensión, pero tampoco es lo que buscaba. Un par de horas de baileo y para casa de Nadia donde ya me quedé a dormir; la noche había acabado, empezaba bien.

22/12

Despierto, un té con Sara y Nadia en su terazzita guay soleada, suave, y para comer, un JapoChino con una amiga y un amigo de Nadia, tranquilo y agradable. Un buen sitio para quien tenga hambre de sobra.

De allí nos separamos, hasta la noche, que tocaba la esperada cena de IDEP.

Volví desde el mercado de San Antoni andando, unos 7km en dos horas, otra vez, tremendamente agradables, porqué Barcelona es lo que tiene, se anda con gusto. Música puesta, sol, alegría por todo el cuerpo, flotando entre las calles, repasando como siempre esos rincones que tienen historias para mí.

A medio camino me encontré con ese hombre mayor sentado al suelo tocando música con ese reproductor casero, un momento incomodo como cuento en mi anterior post, pero lleno de respeto por mi parte, y poder dar mi parte de respeto a ese hombre del cual todo el mundo pasaba… no sé que me hizo… no se describirlo, pero me parecía que podía hacerlo, así que lo hice.

Llegada a casa, ducha y otra vez me voy para Mandri a casa de Julia. Después de pasar por el Caprabo para mi contribución a la cena, y antes de llegar, me encuentro a medio camino con ese grupo de jazz tocando en la calle. Com buen fan de música callejera y de la posibilidad de descubrir tesoros, me paro unos 2 minutos a escuchar. Una canción, dos canciones, y para la tercera, tocan “Autumn leaves”. Me crece una sonrisa de oreja a oreja. Se acaba la canción, con esto doy fin a ese momento y voy tirando, que llego 5 minutos tarde y esto en mi mundo esta mal.

Llegada a casa de Julia y Juan, reencuentro, noticias, datos, hechos, quesos, vinos, Ferran, Jordi, Nadia, Sara, Anabel, Ignacho, una cena que espero que quedé como imprescindible cada año, porqué da gusto, simplemente.

Final de la cena, a casa.

Día de casa, es domingo, es sagrado. Pollo, y luego siesta en el sofa, a gusto.

Me perturba: he escrito en mi lista que el domingo hice un vermuth, pero no me acuerdo… ya volverá a la memoria.

24/12

Compra por Gracia, té sagrado a la entrada del barrio en la tienda “interior de té”, ya tradición cuando voy a Gracia. Paseo por la callecitas, quedada flash con Mercé, flash pero agradable como siempre, y luego tirando para gracia otra vez para un vermuth con Nadia, Sara y Myriam.

Un vermuth, dos vermuth, cierre del bar, dirección Mitja Vida, donde sabemos que con Marcel se nos tratara bien y lo pasaremos bien. Un vermuth otro, y ya el desmadre. Ya seriamente atacados, ultima copa con mis niñas y Noemi y para casa, donde llegué por primero vez antes de una cena de navidad seriamente ebrio. Pero se me paso rápido al llegar y no tuve ningún problema en estar digno en la cena, con mis padres, hermano, hermana y abuela, que nos calentó el corazón a decirnos “no me había reído así en muchos años”.

Dejo la cena para la intimidad, pero destaco, a parte de la comida increíble y la ultima botella de ese maravilloso Sauternes 1983 que vamos bebiendo cada navidad desde hace años, que tengo un Ukulélé!

25/12

Día de navidad, día de casa, relajación, familia, pelis. Y cuando pienso que el día de navidad va a seguir tan sereno como cada año, ahí están mis niñas invitando a unas copas por el centro. Ahí vamos. copas a 3€, Sara, Nadia, David, Noemi, Maria Cristina, Berta y más gente. Al final mis niñas se van a casa, y yo sigo de fiesta, en el plataforma, otra vez. una noche dulce con Maria Cristina y Berta. Vuelta a casa a primeras horas del día.

26/12

Tocaba desintoxicar, y para ello, una caminata radical. Desde mi casa en pedralbes, veo al horizonte el mar. Como resistir? me lanzo. 7 km y 1h30 después, estoy pisando la arena; delante de mi el mar y la luz de la luna sobre el agua, detrás, el horizonte de Barcelona, puesta del sol, un degradado espectacular. Se acuesta el sol, me tomo el zumo que me compré, los dos plátanos, y vuelta para casa.

27/12

Agujetas considerables. Ultimo día de la abuela en casa, me quedo hasta que se vaya por supuesto.

Por la noche, casa para mí solo, un momento perfecto para ponerme sentimental en el piano y de paso un poco de Ukulele después para rematar ese día tranquilo por necesidad.

 

28/12

13h: me voy corriendo al banco, que si no pago el alquiler hoy solo me quedara pagarlo con retraso, y a mi el retraso no me vale.

Ya hecho, un mensaje a Axana para tomar un café, ya que estoy por el barrio.

son las 14h, unos vinos blancos, unas tapas muy buenas, puesta al día, conversaciones, alegrarse de que se va a Londres. 3 días antes, mirando la pelicula “intouchables” con mi familia, en medio de la sesión extra de “reacciones del publico al salir del estreno”, nos quedamos alucinado de ver a Anna Gassio, no vista en años!

Lo comento a Axana. Resulta que Anna esta en camino para venir! y ahi estamos, los 3 repasando nuestro pasado y nuestro presente con más vinos.

Ya tocaba dirigirse hacia el Mitja vida, porqué…porqué sí. Antes un paseito por el corte de ingles con mis 2 “personal shoppers” deluxe para encontrarme un gorro. una vez hecho, Mitja Vida.

Ahí empiezan a caer un coctel “morro’tov”, delicioso y peligroso. Nos arreglamos como podemos para constituir algo de cenar. Se une mi hermana y Clara, y alli están las 4 abrazandose y riendo después de no haberse visto en muchísimos años. Y yo mirando pensando: que bien he hecho de enviar este mensaje para “un cafetito”. Mucha alegría.

Todo esto acabo en el Ocaña. Blackout.

Vuelta a casa a las 4.

29/12

Despertar a las 6h30… duro. Pero bueno, me espera el avión para Berlin!

La narración de Berlin ya la tengo escrita, y esta escrita en ingles, y no, no pienso traducirla a castellano ahora, copiar pegar, english is good.

I’m in Berlin. I slept 2h after a long day and night of drinks with Axi and Anna. 1 year I hadn’t seen Axi, and something like more than 10years I hadn’t seen Anna, great time. Got greater when my sister joined later with Clara, both very happy to meet Axi and Anna, also after many years; that was kind of cool.

But of course, those moment, when properly celebrated, tend to give serious headaches the day after.

But I caught my plane and now in Berlin, I’m in this express train that will take me to Alexanderplatz. I asked for information in the airport to the guy selling train tickets, told him I was heading towards Karl Marx metro station, he told me ‘yes, yes’. I’m realizing now looking at the map that ‘no, no’, But I’ll find my way.

I’m digging for excitement for being there, but apart from being tired, I actually feel as if vacations were over, considering the awesome days I just spent in Barcelona. But I’m beginning to get the feeling back, with the little help of my music, specially ‘viva la vida’ by Coldplay; it’s very much associated to my past trips to Amsterdam and NYC and it reminds me that I’m traveling and about to discover new stuff, and have fun.

I’m enjoying the very noisy high pitch screams coming from this tiny little baby sitting with his mother just in front. Very hangover-friendly yes…

Arrive at the apartment.

Rest

Dinner

Had deer, not good, taste like liver.

Way home and sleep

30/12

Long night of sleep

Out for visiting with Emily and Jamie.

Metro

Antique museum (kind of)

Head to holocaust manham

Stop for currywurst und pommes

Heavy rain for 10min

Hot wine, not good!

Holocaust memorial

People having fun, weird.

Small walk.

I left emily and Jamie, because I wanted to go for buying shoes in the center. Turned out to be another one of those magical walks I do, 2h30 crossing east Berlin, discovering the city by its different layers. Lovely.

Arrive home, shower

Wine and cheese with new guests. Mylles and Cher.

 

Everybody nap, IG and facebook, waiting for dinner.

Nice dinner at (look for name), don’t like meat anymore, it’s getting clearer. Doesn’t even look good on picture.

First time I hang out with english people: a sign for london happening this year?

31/12

Wake up and go for spanish food, I’m doing the tapas tonight.

Meet with lydia for a ghost vintage shop

Went to another one: closed but got a plan for a party tonight in this shop.

Left Lydia and went to alexanderplatz.

Mall closed.

Waist of time? No. This is where, under the tower, while sun setting, with the smell of burning wood, that I sat for 10min listening to M83, 4min to remember the warm highlights of this year 2012. I began in Amsterdam, not knowing exactly where I was heading but trusting in whatever would come. And what came has been great.

Yesterday browsing my instagram picture, I already felt something viewing my all year and refreshing my memories on all my best moments this year.

I’ve been trying to set the light on this year 2 days ago while flying to Berlin, but something was wrong, not working, not pushing the proper emotion. This has been launched now, seeing the sunset and seeing it as a sunset on this year. This is when I sort of became aware that this year was over. And Alexanderplatz has been the perfect place for this. I went to buy a hat in a closed mall I went to when I first arrived in Berlin; I remembered this place when I thought I’d need a hat. Everything matches so beautifully. What some would call destiny made possible that I would be there at this exact moment, to feel this sensation of ending.

2012 is over, when I’ll get out of my metro a Karl Marx Strasse, it will be night, and sun will rise tomorrow on a brand new year. 2013: Don’t know what will happen, but as much as I can, I will make things happen in the best way possible.

Positivity, love, adaptivity: be a positive loving chameleon.

I’m realizing now: I’m sort of worried of not being able to have a equivalent year this year, and this is because I believe I’m using 2012 as a reference for 2013. I’m thinking this should not happen. 2013 is going to be different, it’s unavoidable. What make 2012 great is that it has been 2012; 2013 will not be 2012.

Dinner

Went home and after a short nap, prepared spanish tapas, or better said “spanish appetizers”, or even more accurate “iberic appetizers”, since it was all spanish products and a portuguese goat cheese.

Iberic ham, cherry tomatoes with fresh rosemary and olive oil, portuguese cheese and pine nuts, and carrots & cucumber fingers with ‘ail oli’. All served with white wine from Rueda and french red wine. I appreciated it and people seemed to like too; politeness or really tasty? Will never know, but apart from the dips that I finished myself, nothing left, which is a good sign I guess.

After that came Emily and Jamie’s mushrooms risotto. After a short risotto cooking class they attended the week before, expectation was high. In my own opinion, it was delicious, taking into account that I hate mushrooms. In the end, lovely food, good wine and music, it was a lovely dinner.

23h45, we went out to experience the street version of Berlin’s new year’s eve. Streets were mad! Non stop fireworks explosion coming from everywhere, ‘this’ close from scary. After the midnight celebration, fireworks champagne and hugs, we got into this club. Not the best, strange drinks, but still fun.

Then Lydia led us to a gay bar, a promise for way better music quality and ambience. But on the way, after some shots of Jagger, we experienced what has been for me the highpoint of this night. Outside of an african hairdresser, a soundsystem improvised on the street. Reggae, ragga, dancing, best vibe ever. We stayed there half an hour before going to our original destination.

Can’t say a lot about the gay bar. Gay people, great sound, drinks, heavy dancing, celebration.

4h30: home.

I leave Berlin still wandering about the way those guys party. Going to a club at 15h, leaving a club at 3h for going home and sleep 1h before going back for another club. Those habits totally disturbed my own personal mental model of what is a party night. We haven’t experience this; guess one would need 2 weeks before getting into the vibe.

2/01

Woke up the day after, all went for brunch in a lovely australian place, had a walk in West-Berlin, went through the christmas market and basically went home. Dinner preparation, cooking again, and bed.

Last day, nothing special, shopping, went for the museum of letters that turned out to be closed and straight to the airport.

It has been a short trip, but it has been a nice one. And again, as for many things, I have to thank out chief organizer Emily, rocked, again.

(regresemos al directo y volvemos al castellano)

3/01

No me acuerdo que coño hice ese día, pero sé que decidí tomarme lo con tranquilidad y preparar para el día siguiente planes guapos.

4/01

Despertar a las 8 y a las diez ya lanzado por la calles de Barcelona. Música puesta.

Direccion Caixa Forum, una expo tremenda y muy interesante.

Para medio día, quedada con Joel y Dani para comer. Me paso por FORMA&co, descubro ese garito prometedor que tienen montado, y nos vamos al “una mica de japo”. Buena comida, muy agradable compañía.

Vuelta por la farmacia Coliseo (que en Madrid no sirven homeopatía tan buena), y para casa. Ducha y vuelta al centro, esta vez para quedar con Vivien, Hugo. Sorpresa que esta la novia de Hugo tambien, sorpresa de ver a Nicolas Vignon, conozco a un amigo de ellos que resulta que vive en Londres, perfecto.

Copas, Ricard. Luego cena tranquila, buena comida, sitio recomendable, “Caravelle”.

Copas en el Betty’s Ford. Y luego me escapé, para reunirme con mi hermana y Clara en el Ocaña.

Y al poco tiempo, dirección otro bar donde nos esperaba Cristina y Mark, otra persona que me dio mucho gusto conocer.

Sorpresa doble en el bar: primero, allí estaba el Huaman tomando copas también. Segunda, la camarera, antigua compañera de post grado de IDEP, mariana, que me hizo mucha ilusión volver a ver.

Como siempre cerramos el bar (incluso alargamos de una hora la hora prevista del cierre)

Salida con Huaman hacia el Otto Sutz, después de años sin meter los pies ahí dentro. Primera vez que entro en el VIP, conclusión, vaya mierda. Yo estoy a gusto con la gente de abajo escuchando Hip Hop.

1h30 y decido retirarme y volver a encontrarme con mi hermana, Cristina y Mark en casa de Cristina. Fin de noche “muerte y destrucción”.

5/01

Vuelta a casa a las 13, comida y descanso.

6/01

Domingo tradicional, pero despertando a las 9 esta vez.

FIFA con mi Hugo, relajación, pollo del domingo maravilloso, siesta tradicional, y ya tocaba irse para Madrid.

Conclusión: tengo que recordarme a mi mismo lo importante para mí de seguir con la carrera profesional que estoy llevando para entender porqué no vivo en Barcelona. Tanta gente que quiero, una ciudad entera que adoro a pesar de sus imperfecciones, pero mi vida hoy es en Madrid, y da gusto volver a vivir Barcelona de vez en cuando de esa manera tan intensa y apasionada.

Esos días he podido ver con alegría a Sara, Nadia, Noemi, Ferran, Myriam, Marcel, Mercé, Jordi, Juan, Julia, Ignaci, Anabel, Axana, Anna, Clara, Cristina, Emily, Jamie, Joel, Dani, y conocer a Maria Cristina, Berta, David, Mark, Vicenç, Mylles & Cher.

Y por supuesto, por encima de todo, estar tiempo con Hugo, Robert, Emily, Bowie, Breo, y por encima de todos, mi querida Mamma, que me trata como si fuera un rey <3 xxx

En 45min estoy en Madrid, vamos a planear el año.

Leave a Reply