Espisciña privada

43924118-p794

Me hace gracia como El País se lo monta para crear debate en facebook.

“te vas a quedar sin pasta ¿Qué te parece?”

“Han vuelto los toros en la cadena publica que todos pagamos, ¿qué te parece?”.

Usar la ira y la frustracion de la gente para crear visitas y participación no parece ni productivo ni saludable para nadie.

Eso sí, les funciona; la gente esta a punto de explotar y cualquiera brecha vale para escupir, sin tener muy claro tampoco dónde escupen o si alcanzara a alguien. Escupen en “the Cloud”.

Hara gracia a los que estan satisfechos con que, los pobres se mueran de hambre (les da la sensacion de “haberlo conseguido en la vida”), y los toros se mueran haciendo bavear de rabía a los antitaurinos y de agonía al toro.

Me pregunto de verdad a qué profundidad esta “el fondo” de España.

Leía el otro día sobre “la piscina más profunda del mundo” en belgica; España gana seguro. Estan los proprietarios de la piscina tomando el sol, los que agonizan al fondo, y los muertos ahogados flotando. De esos cuerpos flotando disfrutan los proprietarios de este país. Desde el fondo tambien se ven estos muertos, y nadie quiere acabar así, así que mejor estar al fondo pero vivo, calladito y escondido. Si el proprietario ve uno subir, como que sea para decirle cosas malas al jefe, se le callara, por el medio que sea.

Ojala pronto no sólo uno empuje hacia la superficie, sino todos de golpe. Conseguiran matar a algunos, pero varios lo conseguiran y tiraran al proprietario a la piscina a nadar entre los cuerpos.

Qué suerte tengo de tener un trabajo; estar sin y pasar el día en casa removiendo tantas ideas negras no puede ser bueno. Saber que son muchos en este caso me impide disfrutar del todo. El olor de los muertos flotando me llega y me quita la sonrisa. Pero aun así, con la nariz molesta, no puedo hacer más que considerar que tengo suerte.

Hoy en España, si solamente hueles a los ahogados, deberias estar feliz. O eso parece.

Leave a Reply